¿Por qué no cambiar de rumbo profesional?

Son muchas las personas que desean cambiar de trabajo. Sin embargo, hay algo que les frena. A algunas el temor a quedarse sin empleo, a otras la comodidad, están en su zona de confort y no les apetece salir de ahí, a otras la pereza a comenzar nuevamente con la búsqueda, a otras el miedo a enfrentarse nuevamente a entrevistas, etc. Cada persona tiene un “por qué” para no cambiar de empleo aun estando desganados, enfadados y amargados en sus puestos de trabajo.

cambio¡Cambiemos esto!

Si te encuentras en alguna de las situaciones que hemos comentado y quieres darte cuenta si realmente quieres o no cambiar de empleo, lee estos pasos y ponte en marcha:

1. ¿Qué situación/motivo me provoca que no quiera seguir en mi puesto de trabajo?
2. ¿Hay algo que yo personalmente pueda hacer para cambiar eso?. Aquí tenemos 2 opciones:

a) Si lo hay, ¿estoy dispuesto a cambiarlo para que la sensación y sentimiento que yo tengo cambien? Esta pregunta es muy importante, pues muchas veces sabemos lo que tenemos que cambiar pero no queremos ese cambio sea cual sea el motivo.

Si ya tenemos identificado lo que queremos modificar, y me refiero a algo interno, es decir, algo que dependa de nosotros mismos y no de otras personas, ¡vamos a poner los medios para provocar ese cambio! Dado que las circunstancias de cada persona son diferentes, te propongo anotar tu caso concreto y responder a las siguientes preguntas que te ayudarán, sin duda, a sacar tus propias e interesantes conclusiones:

– ¿Qué motivación tengo para cambiar esta situación? Con esto me refiero a tener algo potente por lo que “yo quiera cambiar algo mío, personal, para sentirme mejor”. Pongo un ejemplo: estoy cansada de hacer siempre lo que no me corresponde en mi puesto de trabajo. Voy a empezar a poner límites, pues quiero demostrarme a mí misma que puedo y que soy capaz de decir “esto no me compete y considero que se lo deberías de pedir a otra persona.

– ¿Qué cosas puedo hacer? Haz una lista de, al menos, 4 cosas que puedes hacer.

– ¿Qué es lo primero que voy a hacer? Cuál va a ser el primer paso.

– ¿Cuándo voy a empezar a cambiar esto? Pon un día y una hora, te será de gran ayuda.

– ¿Realmente lo quiero cambiar? ¿En tu interior sientes que realmente y de corazón lo quieres cambiar?

– ¿Qué grado de compromiso tengo conmigo mismo para ejecutar las acciones que me he propuesto? Del 1 al 10, siendo 10 el grado máximo de compromiso, puntúalo.

buscar_278x278b) Si no lo hay, quiero decir, si no hay nada que personalmente yo pueda hacer para cambiar la situación siempre me queda comenzar con una búsqueda activa de empleo. Te dejo algunos links muy interesantes que te ayudarán a dar los primeros pasos y aprenderás cómo estructurar tu búsqueda (SECRETOS para CONSEGUIR tu EMPLEO y Pasos a seguir para HACER TU BÚSQUEDA de EMPLEO EFECTIVA).

Y para finalizar este post, he querido recordar esta inspiradora frase de T.S. Eliot:

“Sólo aquellos que se arriesgan a ir demasiado lejos pueden descubrir hasta dónde se puede llegar”

cristina-gonzalez-manzanoMás sobre Cristina González Manzano

Fundadora de ForSelectIng. Formadora, Headhunter y Coach certificada, especializada en el desarrollo de competencias y la orientación profesional.  Apasionada del emprendimiento y de la selección de personal 2.0.

Comentarios desactivados

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación