La OIT afirma que el empleo existente es cada vez más vulnerable

La OIT confirma a través de su estudio de Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo. Tendencias 2016 la precariedad existente en el mercado laboral a nivel mundial. Una baja calidad de las contrataciones y, como añadido, una falta de recursos para acceder al mercado, vienen a explicar la predicción de que la economia mundial vuelve a mostrar signos de debilidad.

El desempleo mundial alcanzó los 197 millones de parados en todo el mundo. El debilitamiento de la economía ha provocado un aumento del desempleo mundial. En el 2015, eldesempleo alcanzó 197,1 millones de personas – cerca de un millón más que en el año anterior, y 27 millones más que en los años anteriores a la crisis. Este crecimiento en el número de demandantes de empleo viene principalmente de los países emergentes y en desarrollo. Se prevé que las perspectivas de empleo en algunos de estos países, en particular los de América Latina así como algunos países asiáticos (especialmente China) y varios países árabes exportadores de petróleo, hayan empeorado en los últimos meses.

tasa-empleo-vulnerable-oitLa mala calidad del trabajo sigue siendo un problema acuciante en todo el mundo. La incidencia del empleo vulnerable –la proporción del trabajo por cuenta propia y del trabajo familiar no remunerado, ambas categorías típicamente sujetas a altos niveles de precariedad– está disminuyendo en menor medida a lo que lo hacía antes del inicio de la crisis mundial. El empleo vulnerable alcanza a 1,5 mil millones de personas, o más del 46 por ciento del empleo total. En el Sur de Asia y en el África Subsahariana, más del 70 por ciento de los trabajadores están en empleos vulnerables. Además de tener un acceso limitado a los sistemas de protección social contributiva, los trabajadores en empleo vulnerable se ven afectados por una baja productividad y por unos ingresos escasos y volátiles. Existen también importantes diferencias por género en lo que se refiere a la calidad del trabajo. Así, en ciertos países del Norte de África y del África Subsahariana, y en los Estados Árabes, las mujeres tienen de 25 a 35 por ciento más riesgo de empleo vulnerable que los hombres.

En el año 2015, aproximadamente 327 millones de trabajadores vivían en situación de extrema pobreza (personas que viven con menos de 1,90$ al día, en términos de paridad del poder adquisitivo) y 967 millones en situación de pobreza moderada o casi moderada (entre 1,90$ y 5$ al día en términos de paridad del poder adquisitivo).

Unas medidas políticas dirigidas a la cantidad y calidad del empleo, así como a la lucha contra la desigualdad de ingresos, son fundamentales

La OIT afirma en su informe de tendencias que es especialmente importante reforzar las instituciones del mercado de trabajo y tener unos sistemas de protección social bien diseñados con el fin de evitar nuevos aumentos del desempleo de larga duración, del subempleo y de la pobreza en el empleo. También es necesario un reequilibrio de las iniciativas de reforma. En particular, la reforma financiera debe garantizar que los bancos cumplan con su función de canalizar recursos hacia la economía real y hacia la inversión para el crecimiento empresarial sostenible y la creación de empleo. A corto plazo, hay margen de maniobra en las políticas macroeconómicas de muchos países y éste debería utilizarse para evitar un mayor debilitamiento de la economía mundial.

Accede al resumen del informe de la OIT

Guardar

Guardar

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación