“El Inem pretende que creemos empleo donde no lo hay”

mercedes-elipe-nortempoEl diario La Voz de Galicia publicaba hace unos días una interesante entrevista con Mercedes Elipe, directora de Nortempo, en la que se analizan la situación del empleo y la experiencia de la agencia de colocación en el convenio con el SEPE. En este sentido, destaca la importancia de alinear la formación profesional con el empleo para obtener un mayor éxito en la intermediación laboral.

-Hay algunas voces que empiezan a hablar de desaceleración en la creación de empleo, ¿perciben ese riesgo?

-El cierre de noviembre y la tendencia de diciembre es buena, no estamos teniendo una desaceleración. Seguimos con el mismo ritmo de crecimiento en las contrataciones, del 25 % anual, en los sectores en los que estamos trabajando, como la alimentación, la automoción, la distribución o la logística, que son los que lideran, tanto en España como en Galicia. Es cierto que se nota el tirón de la campaña navideña, pero los clientes no nos transmiten el pesimismo de otros momentos.

-Además de la cantidad, el otro gran debate es sobre la calidad de los nuevos puestos de trabajo, ¿mejoran las condiciones?

-Lo que a nosotros nos llega son contratos que tienen su temporalidad, que en España es un tema de país, va ligado a sus ciclos productivos. Si nuestro PIB depende del turismo, no puede haber nada más temporal que ese sector. La temporalidad la tenemos, y se está utilizando para cubrir los picos de producción propios del ciclo productivo, pero sí hemos notado que, aunque los contratos no son generalmente muy largos, los clientes están empezando a pedir puestos con permanencia estable, que son ya de contratación directa, porque incorporan perfiles de mayor cualificación: contables, responsables de mantenimiento, técnicos… Ahí se nota un repunte desde septiembre.

-De cara al próximo año, ¿qué perspectivas tienen?

-Si bien es cierto que, en general, la macroeconomía está esperando los grandes movimientos mundiales y la tendencia general es la prudencia, en los sectores fundamentales de nuestra economía estamos viendo que su previsión es que el crecimiento sea similar al de este año o, al menos, sostener la actividad. Para nosotros, que registramos incrementos del 25 % respecto al 2014, pues no creemos que el próximo año estemos en esa tasa, será más comedida, igual un 15 o un 20 %.

Pretender convertirnos en empleadores es utópico, nosotros lo que podemos es ser facilitadores.Mercedes Elipe

-Estamos en un momento de incertidumbre por la cercanía de las elecciones y las consecuencias que el resultado pudiera tener en la legislación laboral. ¿Eso acelera las contrataciones o las paraliza?

-Hemos notado que aquellas empresas que dependen mucho de contratos o proyectos públicos han parado, porque están esperando a ver qué pasa. Las empresas privadas que tiene un ciclo productivo independiente van a su ritmo, pero sí es cierto que ante unas elecciones generales todo el mundo está expectante, porque puede haber otras ventajas, ya que todos los partidos proponen incentivos a la contratación.

-Habla de contratos más estables, ¿y qué sucede con los salarios? ¿Mejoran?

-Hasta ahora, los convenios de aplicación en las empresas clientes habían estado sin revisión, casi en ninguno había subidas, pero ahora sí vemos una tendencia de cierto repunte con vistas al 2016. Estamos esperando las actualizaciones y vemos movimientos, ya hay sectores donde todo apunta a que habrá alzas salariales. Subidas no muy altas, del 1 %.

-Son una de las agencias de colocación que colaboran con el Servicio Público de Empleo para buscar trabajo a los parados. ¿Cómo están funcionando esas alianzas?

-No muy bien. Tal y como están planteadas no son realistas. Pretenden que los desempleados contratos estables, de más de seis meses a no menos de cinco kilómetros de su domicilio y eso es crear empleo donde no lo hay, no lo consigue ni la agencia de colocación ni el propio Inem. Pretender convertirnos en empleadores es utópico, nosotros lo que podemos es ser facilitadores. Y, además, los convenios están muy separados de la formación para el empleo: si hoy la demanda está en sectores como la logística y los desempleados no tienen competencias en esa actividad, porque en su día trabajaron en la construcción, serán difíciles de emplear si no se forman.

-¿Y ustedes no pueden ocuparse de ese reciclaje profesional?

-El programa no está concebido así, sino como unas entrevistas de evaluación y luego ayudarles a crear un currículo y una orientación para sus siguientes entrevistas de trabajo, Poco más. No está unido con planes de formación.

-¿Qué habría que cambiar para que esos planes funcionaran?

-En primer lugar, una relación mucho más estrecha con el sistema productivo, con las empresas, para ver sus necesidades reales. Aunque parezca mentira, hoy España tiene un problema para encontrar candidatos para puestos de perfil técnico o de operarios como soldadores, carretilleros o troqueladores. El éxito estaría en entender cuál es la necesidad de nuestro proceso productivo.

-¿Tenía razón el ministro cuando dijo que en España se está descuidando la formación profesional?

-Es verdad. Todos queremos ser licenciados, doctores, con máster y te llegan candidaturas poco empleables, porque el cliente demanda perfiles mucho más operativos. La oferta de la FP no es la más atractiva para que los estudiantes continúen una carrera profesional, y eso explica esa masa de perfiles que no llegamos a cubrir, como informáticos o programadores. La clave es que desde abajo, desde las escuelas, se oriente a los jóvenes hacia la formación que realmente da empleo.

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación