GOBIERNO, SINDICATOS Y PATRONAL FIRMAN UN ACUERDO PARA AYUDAR A LOS PARADOS DE LARGA DURACIÓN

Gobierno y agentes sociales firman en acuerdo en Moncloa.

Gobierno y agentes sociales firman en acuerdo en Moncloa.

Han tenido que transcurrir tres años y acercarse peligrosamente el año electoral para que el Gobierno de Mariano Rajoy haya firmado con los agentes sociales un pacto. La ministra de Empleo, Fátima Báñez y los líderes de los agentes sociales (CC OO, UGT, CEOE y Cepyme), firmaron el 15 de diciembre  en La Moncloa, en presencia del presidente del Gobierno el acuerdo sobre la nueva ayuda de la que podrán beneficiarse entre 400.000 y 450.00 parados de larga duración que hace al menos seis meses dejaron de percibir algún tipo de prestación o subsidio y que costará entre 1.000 y 1.200 millones.

Mientras reciben acciones de formación y orientación, los desempleados de larga duración que cumplan determinados requisitos cobrarán esta ayuda, aunque el objetivo final es que vuelvan al mercado laboral. Por eso esta ayuda se incardina en un programa más amplio para la activación laboral de este colectivo. Los beneficiarios suscribirán un compromiso de actividad y el servicio público de empleo tendrá un mes para diseñarles un itinerario laboral personalizado en base a sus cualificaciones. Tendrán un tutor/orientador y el servicio público de empleo será el encargado de hacerles llegar posibles ofertas de empleo.

La ayuda será compatible con un puesto de trabajo por cuenta ajena. Del salario que se perciba por ese empleo se descontará la ayuda, de manera que el coste laboral estará cofinanciado entre la empresa y el servicio público de empleo. Los posibles beneficiarios de este programa son los parados de larga duración que hayan trabajado por cuenta ajena en algún momento, que estén inscritos como demandantes de empleo a fecha 1 de diciembre de este año, que hayan dejado de recibir prestaciones al menos seis meses antes de solicitar la ayuda incluyendo el Prodi, el Prepara y la Renta Activa de Inserción (RAI), que tengan cargas familiares, sin otro tipo de rentas y que hayan dejado de percibir prestaciones al menos seis meses antes de solicitar esta ayuda. Está previsto que el programa dure 15 meses (del 15 de enero de 2015 y al 15 de abril de 2016), aunque tres meses antes de que finalice se evaluarán los efectos que ha tenido y su posible prórroga.

 “Los recursos comprometidos en este plan deben servir para cambiar la realidad los parados de larga duración con cargas familiares. Ante todo es un programa que busca la integración efectiva y que nadie se quede atrás en la salida a la crisis”, explicó el presidente del Gobierno. “Confío en que esta vez los servicios públicos de empleo van a estar a la altura de las circunstancias”, explicaba el secretario de Acción Sindical, Toni Ferrer, de UGT. En los siete años largos de crisis se han disparado los parados de larga duración (3,35 millones) y las familias en las que nadie percibe ingresos (728.000). “Este primer acuerdo cumple los objetivos que veníamos reclamando desde el comienzo de la crisis para que se protegiera a las personas más desfavorecidas. Es un acuerdo que va a beneficiar a quienes están en peor situación”, argumenta Ferrer.

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación