Darlo todo en la búsqueda de empleo

Hoy quiero escribir un artículo de motivación o, por lo menos, algo cercano. No soy psicólogo ni coach, tampoco creo que todo se arregle sonriendo durante el día entero y agradeciendo a la providencia el hecho de estar vivo, pero, cuando nos enfrentamos a buscar trabajo, la motivación es un porcentaje muy importante del proceso. Aunque no el único.

Autoconocimiento-empleo-aEn un artículo muy interesante de Zumo de empleo, la autora, María Luisa Cobián,  hablaba sobre la necesidad de plantearnos el desempleo como un punto de partida, no como un espacio irreparable del que no se sale. Cuando se está parado es difícil coger la perspectiva necesaria, de ahí que tengamos que detenernos a pensar y repensar si estamos haciendo una búsqueda de empleo bien planificada y, sobre todo, si estamos poniendo toda la carne en el ASADOR. Como llevo varias semanas esquematizando en mi blog personal información sobre búsqueda de empleo,  voy a analizar algunas ideas fundamentales por si pueden ser de ayuda.

En primer lugar, la pregunta obligada al buscar trabajo, antes que nada, es: ¿Quién soy? Esto no es una pregunta filosófica para encontrar la verdad, sino el interrogante más importante desde el punto de vista profesional. Qué ofrezco, cuáles son mis cualidades, mi formación, mi experiencia. Tengo que ser capaz de describirme en un minuto. Para ayudarnos, lo mejor es un DAFO personal: un cuadro en el que mostrar nuestras debilidades, nuestras fortalezas, nuestras amenazas y oportunidades.  Las debilidades y fortalezas dependen de nosotros mismos; las amenazas y oportunidades, del contexto en el que nos movamos.

En segundo lugar: ¿Dónde está mi empleo? Quizás te pueda ayudar este artículo que escribí en mi blog. Las ofertas se mueven, principalmente, en las redes de contactos profesionales. Tengo que tener claro qué empresas pueden estar interesadas en mí, qué profesionales de RRHH pueden estar buscando mi perfil y qué sectores en alza pueden convertirse en una nueva oportunidad.

En mi opinión, las dos preguntas anteriores son las principales. No voy a profundizar en portales de empleo o en servicios de intermediación porque, si tienes claro lo anterior, lo demás llegará solo. Si dedicas menos de 30 horas a la semana a la búsqueda de empleo, algo falla. Sólo el contactar con una empresa, seguirla en las redes, investigar, poder hablar con el departamento de RRHH puede llevarnos un día entero. Olvídate de darte de alta y de miles de portales hasta que no tengas localizadas empresas y profesionales de tu interés que se sitúen, al menos, en un radio de 50 kilómetros de donde vives.

lupaUna vez que lleves tiempo buscando es posible que tengas que evaluar tus resultados. Tal y como planteo en este mapa conceptual, la evaluación de tu acción es muy importante. Es posible que nos falte experiencia o formación, o, simplemente, nuestro empleo no esté tan cerca de casa como esperábamos. Entonces es hora de replantearnos todo y volver a la primera pregunta, modificándola sustancialmente. En vez de decir ¿quién soy?, debemos preguntar: ¿qué me falta para ser quien quiero? Quizás sean idiomas, habilidades sociales o lo que sea, pero es importante darnos cuenta de este déficit cuanto antes.

Hacer todo lo posible para buscar un empleo significa no parar ni un minuto. Significa estar con el chip de búsqueda los siete días de la semana a todas horas; tener siempre disponible tarjetas de visita con nuestro correo y, atención, nuestro blog profesional. Es sacar el tema y preguntar a amigos y familiares si saben algo. Es no perderse ni un evento que nos interese. Es, simplemente, que la gente piense que somos profesionales en activo, aunque en ese mismo momento todavía nos falta facturar. Además, si lo damos todo en la búsqueda, no nos tiene por qué importar lo que diga la gente. Es crucial saber discernir opiniones constructivas que pueden ayudarnos a mejorar de las que no sirven para nada. De hecho, España es un país muy dado a que mucha gente dé consejos rápidamente sin que se los pidamos y que, en ocasiones, tampoco van a ayudarnos porque no conoce nuestra situación en cuestión.

En ocasiones, es necesario tener muy claro lo que queremos. Y darlo todo. Por nosotros que no quede.

Hector JerezHéctor Jerez es Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Especializado en orientación e intermediación laboral, se considera  un apasionado de las TIC y de su relación con el mercado de trabajo, un blogger convencido y un estudioso de las transformaciones sociales que tienen lugar en nuestros días. Para poder contactar con él y leer más artículos:

Blog: www.politologoenred.blogspot.com

Twitter: @hecjer

 

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación