2014: UN AÑO PERDIDO PARA LAS AGENCIAS DE COLOCACIÓN

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

Las agencias de colocación no han terminado de arrancar en 2014 con los convenios de colaboración con los Servicios Públicos de Empleo, por lo que han dejado pasar la ejecución de 30 millones de euros destinados para el 2014. 

Desde agosto de 2014 hasta la fecha, pocas son las Comunidades Autónomas que han dado salida a acuerdos de colaboración entre sus Servicios Públicos de Empleo y las agencias de colocación. Castilla y León, Aragón, Canarias, Navarra, Murcia y Valencia han dado el paso de convocar sus propios acuerdos de colaboración pero a fecha de hoy están todavía pendientes de resolverse. El SEPE a su vez gestiona cinco millones de euros para otorgar a seis agencias de colocación la colaboración en distintas Comunidades Autónomas organizadas en lotes geográficos. Esta radiografía muestra que las Comunidades Autónomas han paralizados los 25 millones de euros distribuidos desde el Gobierno central en  la última Conferencia Sectorial de abril. Al igual que también lo están los restantes cinco millones de euros que directamente gestiona la Administración estatal en su contrato nº 1 para agencias de colocación.

Cuatro años han pasado desde la regularización de las agencias de colocación a través del RD 1796/2010, y año y medio desde que se seleccionaron 80 de las actuales  1.502[1] agencias de colocación que podían colaborar con la Administración laboral en la lucha contra el paro. El proceso administrativo para dar luz verde a las agencias como parte activa y colaboradora de los procesos de inserción laboral no deja de estar inmersa en recursos y más recursos que paralizan el proceso de concesiones.

La eficacia del proyecto estrella del Ministerio de Empleo al que destinó un presupuesto total de 200 millones de euros para dos años, que implicaba modernizar las políticas activas de empleo, brilla por su ausencia. Teniendo en cuenta que el desempleo es la cuestión que más preocupa a los españoles por delante de la corrupción, resulta altamente preocupante que ni siquiera la primera parte del presupuesto de este 2014 se haya ejecutado. “Con una tasa de desempleo del 25,9%, es decir, que sólo ha descendido en un punto en toda la actual legislatura, las medidas del Gobierno no pueden permitirse no poner en marcha de una manera rápida y contundente la colaboración con las agencias de colocación”, advierte Yojana Pavón desde la presidencia de ANAC. “Tenemos una de las mayores tasas de paro a nivel europeo, y el plan de Garantía Juvenil para paliar la situación de los jóvenes menores de 30 años todavía no despega en las Comunidades Autónomas y menos aún se refleja en las actividades de las agencias de colocación, que somos los agentes dinamizadores que colaboran con los servicios de empleo”.

En la otra cara de la misma moneda está la situación de las propias agencias de colocación, ahogadas e intentando respirar en su precaria existencia. Esperando desde hace cuatro años que los anunciados convenios con ellas sean una realidad que aún no ven. Un sector, el de las agencias, cuya flexibilización en los procesos de autorización con la administración potencia su crecimiento (según el Real Decreto Ley 8/2014 del 5 de Julio), pero que su escasa sostenibilidad después de todo este tiempo les pasa factura hasta el punto de cerrar la agencia. Hasta la fecha existen 204[2] agencias de colocación de las que no existe constancia que hayan operado como tal. Sinónimo de inactividad y de cese de la propia agencia. También está un importante dato que no debemos olvidar y que antes hemos nombrado de pasada: tan sólo 80 agencias de colocación en todo el territorio nacional pueden colaborar con los Servicios Públicos de Empleo a través del convenio correspondiente. Esto sólo corresponde al 5,32% del total de agencias que actualmente pueden operar activamente en la inserción laboral de desempleados. Un dato que no refleja en absoluto la mayor necesidad que actualmente tenemos: que cada vez más tengamos a nuestro alrededor a personas trabajando y no en las colas del paro.



[1] Dato obtenido del Sistema Nacional de Empleo a 28 de diciembre de 2014.
[2] Datos obtenidos del Sistema Nacional de Empleo a 28 de diciembre 2014.

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación