Volver a intentarlo ¿igual?

RiskVolver a intentarlo ¿igual?

Si en muchas ocasiones nos resulta difícil empezar la dura tarea de la búsqueda de empleo, más lo es iniciarla cuando hemos participado en un proceso de selección que no ha terminado con éxito.

En ese momento nos sentimos inmersos en un contexto de fracaso total, siendo el sentimiento de fracaso personal el único motivo aparente de nuestra situación, pero ¿qué parte de “culpa” tenemos a nivel personal?

El desconocimiento de nuestro “nivel de culpabilidad” hace que muchas personas se encierren en que los motivos son directamente atribuibles a sus conocimientos y experiencia, buscando interpretaciones que les responsabilizan personalmente del resultado del proceso, otros en cambio piensan que su valía estaba demostrada y alegan “trato de favor” hacia terceros, para eludir la responsabilidad del resultado, pero normalmente se olvida (o se evita) una de las acciones más beneficiosas para los candidatos, analizar lo sucedido, concretamente los recursos que han servido para lograr entrar en el proceso, los que han sido requeridos para continuar en él y los que han sido determinantes para el resultado final…pero los propios, no los ajenos.

Todos esos recursos clave no se encuentran únicamente en el apartado experiencia profesional y académica de los candidatos, incluso algunas compañías están utilizando procesos de selección “a ciegas” (Contratacion a ciegas la ultima tendencia en la seleccion de empleados) para detectar competencias y capacidades más allá de los datos aportados en un curriculum y dejando a un lado los posibles prejuicios de los seleccionadores, pero incluso en este escenario ¿tendrías claros tus recursos clave?, esos recursos que te hacen diferente y que pueden aportar un “extra” a tu candidatura.

dt.common.streams.StreamServerPara centrar la tarea, fijemos que es un recurso, basándonos en la definición que nos aporta la Real Academia Española en su diccionario:

Recurso (Rae.es): Medio de cualquier clase que, en caso de necesidad, sirve para conseguir lo que se pretende.

En base a lo anterior, si hemos obtenido un resultado adverso, tal vez es que no hemos utilizado el medio adecuado para conseguir lo que pretendíamos, aunque no olvidemos el “otro” problema, no saber con qué medios contamos.

Conocer con detalle nuestras capacidades nos ofrecerá información muy importante para saber cómo utilizarlas y para definir las que necesitamos desarrollar de cara a un nuevo proceso de selección. Si no utilizamos lo aprendido para intentar mejorar, seremos sin duda culpables de tener que volver a intentarlo en las mismas condiciones, no por falta de ganas de conseguir el trabajo buscado, sino por evitar hacer una reflexión acerca de los recursos que nos pueden ayudar en esta tarea, todos los que en caso de necesidad sirven para conseguir lo que se pretende.

No pienses sólo en cómo reaccionar, anticípate.

Pedro_corraliza

Pedro Corraliza

Graduado en Administración de Empresas, Diplomado en Ciencias Empresariales, MBA Máster en ADE y Coach Ejecutivo Certificado. Más de 20 años dedicado a la dirección de proyectos y la gestión empresarial, es fundador y director de TREEMODEL, consultoría estratégica de desarrollo ejecutivo y corporativo, forma parte del consejo de dirección en diversos proyectos empresariales y sociales y colabora como formador y ponente con distintas organizaciones.

 

Blog: www.pedroangelcorraliza.com

Web: www.treemodel.es

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación