¿De verdad tengo que tener un perfil en LinkedIn para encontrar trabajo?

Creo que esta es una de las preguntas más habituales de las personas que se enfrentan al uso de las redes sociales y profesionales por primera vez a la hora de buscar empleo. Y es una pregunta que pocas veces obtiene respuesta, pero hoy vamos a intentar dar un poco de luz a todas aquellas personas que no acaban de entender eso de LinkedIn. Y lo vamos a hacer a partir de decir qué no es LinkedIn y para qué no sirve, de manera clara y concreta, para ayudar a responderte a ti mismo/a si de verdad tienes que tener un perfil en LinkedIn para encontrar trabajo.

  1. LinkedIn no es un portal de empleo

linkedin_jobsearchSi lo que esperas a la hora de inscribirte en LinkedIn es que te lleguen ofertas de empleo a tu buzón de correo como ocurre con cualquier portal de empleo, desde luego LinkedIn no es para ti. Pero no por nada, simplemente LinkedIn no es un portal de empleo, su fin no es intermediar, su fin es que la gente que está registrada en la red conecte entre sí, publique en su red y comparta información. Sí que tiene un buscador de ofertas de empleo, la mayoría de ellas externas a LinkedIn, en ese sentido puede serte útil, a modo de metabuscador, pero, ¿hasta qué punto merece la pena hacerme un perfil sólo para buscar ofertas a través de una herramienta si lo puedo hacer sin registro en otras como Indeed o incluso JobsHunters?

  1. LinkedIn no vale para todo el mundo

Esta es la clave fundamental. LinkedIn no vale para todo el mundo por dos razones:

  1. Porque los perfiles que se mueven en LinkedIn son de titulados y de personas cualificadas. Si buscas un empleo de operario/a, limpieza, dependiente/a, en definitiva, empleos que no requieren a priori una cualificación concreta, LinkedIn no es para ti.
  2. Porque para tener un perfil de LinkedIn útil hay que darle vidilla. Y con esto me refiero a compartir información, participar en los grupos, contactar con empresas, incluso utilizar su plataforma interna de blog. Si te vas a registrar en LinkedIn y no vas a hacer nada más, es tiempo perdido. LinkedIn te requiere tiempo y un plan de actuación, tener claro para qué estás en LinkedIn.

Es como si para comprar ropa deportiva te vas a una mercería. Puede que encuentres calcetines de deporte, camisetas… pero no es lo que tú necesitas. Pues igual es LinkedIn. Puede que si te registras y haces caso a las recomendaciones de cómo hacer un buen perfil, puede que generes contactos, puede que te lleguen correos con ofertas, claro que puede ocurrir. Pero también puede ocurrir que no pase nada. Cuida tus expectativas, LinkedIn no vale para todos ni es la panacea a la búsqueda de empleo. Al menos de momento.

  1. LinkedIn no sirve para exigir ni mandar invitaciones sin sentido (si buscas una oferta de trabajo, así no llega)

Una de las claves de LinkedIn es generar una red de contactos útil. Si mandas invitaciones sin ton ni son, sin cuidar un poco tu perfil y sin que tenga un poco de coherencia, puede que amplíes tu red pero, ¿para qué te servirá? Tener cientos, miles de contactos puede ser interesante si te dedicas al mundo de los recursos humanos, por ejemplo, pero si no es así, ¿de qué te sirven 1000 contactos si no publicas ni interactúas ni compartes? Si lo que buscas es que tengan en mente para una posible oferta de trabajo, sólo lo conseguirás trazando tu plan en LinkedIn, y esto se puede resumir en tres grandes tips:

  1. ¿Qué imagen voy a dar en LinkedIn, qué voy a compartir, cómo lo voy a organizar?
  2. ¿Qué tipo de contactos quiero tener, en qué sectores, de qué empresas, qué profesionales?
  3. ¿Qué uso voy a hacer de mis contactos, cómo voy a interactuar, cómo voy a usar los grupos?

LInkedIn no es para cotillear la vida privada, ni para generar amistades porque “sales muy guapo/a en la foto”.  LinkedIn es una red profesional, que requiere que tú, como profesional, puedas:

  1. Aportar un valor concreto y claro
  2. Demostrar que eres conocedor/a de tu campo, que dominas tu profesión
  3. Crear un perfil cuidado y de calidad, que lo puedas complementar con el uso del blog de LinkedIn, o de otras redes sociales, o aportando en los grupos de los que formes parte

En definitiva, en LinkedIn no esperas a que te lleguen ofertas, no lanzas la caña y ya está. En LinkedIn lo que debes hacer es resaltar, dedicarle tiempo, pero con calidad, sin prepotencia, sin dar una imagen que no eres tú. Así pues, con todo esto, ¿de verdad crees que tienes que tener un perfil en LinkedIn para encontrar trabajo?

 Más sobre Elena Ariño Lecina
elena_arino

Acompañando en procesos de búsqueda de empleo desde hace más de diez años, ayudando a abrir caminos y favoreciendo la autonomía.

Orientadora profesional | Formadora | Blogger en plandempleo.com | Redactora de contenidos | Difundo noticias sobre empleo en LinkedIn y Twitter | Todo suma.

Comentarios desactivados

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación