Tecnología, empleo y datos masivos

Las transformaciones en el mercado de trabajo debidas a la tecnología son impresionantes. Al cambio de nuestro concepto espacio temporal, a causa de un mundo hiperconectado las veinticuatro horas del día y sin fronteras para Internet, se suman nuevos campos que pueden crear puestos de trabajo. Como podemos leer en un artículo publicado recientemente, “Robótica, Mecatrónica, Biotecnología, Big Data y desarrollo de aplicaciones móviles son las áreas con mayor demanda de profesionales, tanto en la actualidad como en los próximos años, según un estudio elaborado por la compañía de recursos humanos Randstad.”

tecnologiaEl sociólogo Manuel Castells ya estableció que, en el capitalismo informacional, el conocimiento era la nueva materia prima que ayudaría al desarrollo económico como otrora lo hicieran el carbón o el petróleo. Vivimos en un mundo donde abunda la información, pero no olvidemos que gestionar el conocimiento es lo importante. De ahí que sea indispensable buscar las posibilidades que nos ofrece ese gran recolector de datos llamado Internet para poder trasformar lo que se reúne en algo aplicado a la generación de nuevas oportunidades, tanto de negocio como de creación de empleo.

Aunque considero que todavía es pronto para asegurar que la tecnología vaya a generar empleo suficiente para terminar con el paro y compensar el empleo que se destruye[1], es importante analizar cuál va a ser el futuro de las ocupaciones. Sobre todo porque, según los expertos, la demanda de este tipo de profesiones anteriormente citadas crecerá un 14% anualmente, mientras que sólo el 7% de los estudiantes se matricula en este tipo de especialidades.

Por otro lado, la mala noticia es que parece que los que estudiamos en su tiempo Ciencias Sociales y Humanidades no tenemos hueco en estas previsiones. Es complicado entender que cuanta más creatividad hace falta, más inteligencia emocional y capacidad de análisis, los de letras estemos relegados en las estadísticas. Hasta Isaac Asimov, en su trilogía de la Fundación, hablaba del papel de los sociólogos como profesionales de importancia para analizar los cambios sociales emergentes en un mundo hipertecnificado. En estos tiempos donde todo cambia tan deprisa, hacen falta profesionales que sepan explicar lo que pasa o, por lo menos, coger distancia suficiente para ver el mundo con todos sus matices.

Volviendo a las profesiones tecnológicas, me perdonen el pequeño panegírico a favor de las Humanidades y las Ciencias Sociales, quisiera centrarme en cuestiones como el Big Data. Ya escribí hace años sobre la importancia que tiene, para las empresas tecnológicas tipo Google, todo el rastro de información que cada usuario va dejando. Si utilizo Facebook u otra red social de forma gratuita, quizá deba preguntarme si el producto no soy yo. ¿Quién controla el uso de esta información? Y en caso de que sean las autoridades públicas las encargadas de velar por nuestra privacidad, ¿quién controla al controlador? En fin, surgen nuevas profesiones, nuevas demandas y nuevos problemas, pero seguimos avanzando. ¿O no?

[1] por poner un ejemplo, os dejo un artículo escrito por Enrique Dans en el que habla del recorte de personal debido a la automatización, de Walmart

Hector JerezHéctor Jerez es Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Especializado en orientación e intermediación laboral, se considera  un apasionado de las TIC y de su relación con el mercado de trabajo, un blogger convencido y un estudioso de las transformaciones sociales que tienen lugar en nuestros días. Para poder contactar con él y leer más artículos:

Blog: www.politologoenred.blogspot.com

Twitter: @hecjer

 

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación