Roberto González: “Estamos en una auténtica revolución laboral, y quien no quiera ver el tsunami, peor para él”

roberto-gonzalez-fontenla-874x492

Roberto junto a su libro “Autónomo para Dummies”

Roberto González Fontenla es un profesional con 25 años de experiencia en el campo de la asesorías de empresas, especialmente Pymes y Autónomos. Se define a sí mismo como “Knowmad” (o trabajador del conocimiento) porque cada 7 años se reinventa profesionalmente.

Recientemente ha publicado “Autónomo para Dummies”, libro donde pretende ayudar a todos los emprendedores que quieren establecerse como autónomos y pueden verse asediados frente a una compleja y desconocida maraña de obligaciones administrativas, pagos de impuestos, contabilidad, temas jurídicos, etc. que puede llegar a superarle.

Estamos en una auténtica revolución laboral, y quien no quiera ver el tsunami, peor para élRoberto González Fontenla

Lo primero que destaca es la forma sencilla con la que explicas todo dentro de tu libro, ese llamado enfoque “para dummies”. ¿Qué te llevó a escribir un libro que ayudase a las personas a iniciarse como autónomos?

Roberto González: La principal razón para escribir este libro es que en mis más de 20 años en el campo de la asesoría de empresa observé que la mayoría de los autónomos (me incluyo yo) aprendíamos a base de ensayo y error. Para gestionar una empresa de cierta importancia hay cientos de MBAs pero ninguna formación específica para ser autónomo. Otra razón es el convencimiento de que en el futuro entre 30-40% de las tareas las realizarán autónomos trabajando en red, como señaló hace décadas Thomas W. Malone, profesor del MIT, autor de ‘El futuro del trabajo’.

9788432902574Empiezas tu libro haciéndonos reflexionar sobre qué es ser autónomo y las implicaciones que tiene. ¿Consideras que es necesario replantear que es ser autónomo para incentivar esta forma de trabajo?

RG: Los trabajos del futuro reunirán las siguientes características:  maestría (tienes que ser bueno en lo que haces), autonomía (serás activo, no pasivo), por proyectos (en vez de trabajar por horas) y creatividad (si haces un trabajo rutinario un robot, un software, una app, un drone o un chino lo hará por ti). El trabajo por cuenta ajena se ha polarizado, o eres luxury o eres low cost. Si eres low cost tienes que aceptar cualquier trabajo y si eres luxury se pelearán por ti. Los que están en medio tendrán que optar por una de las dos opciones, compitiendo por precio siempre habrá alguien que lo haga más barato que tú en algún lugar del mundo, entonces lo que queda es competir por calidad o servicio, y ahí entra en juego el autónomo: un triatleta en toda regla.

Afirmas que el trabajo por cuenta ajena va a entrar en crisis en un futuro. ¿Nos puedes explicar tu razonamiento para afirmar esto? ¿Nos animas a empezar a emprender antes de que llegue ese momento de crisis?

RG: Estamos en una auténtica revolución laboral, y quien no quiera ver el tsunami, peor para él. El 42% de los trabajos son susceptibles de ser mecanizados/automatizados. Te lo puedo confirmar porque aparte de Graduado Social también sé programar y realicé software de asesoría que multiplicó por 4 la velocidad en varios procresos.

Si tu misión es obedecer instrucciones de un superior ya no eres una persona, eres un transistor o un chip, que obedeces a un software, entonces es más fácil que el software diga un día ‘quiten este trabajador y pongan un robot, nos entendemos mejor entre máquinas”.

Emprender sin conocimientos previos o experiencia previa es un locura absoluta, es como escalar el Everest a solas, necesitas un entrenador y un guía.

Roberto González Fontenla Andrés Pérez Ortega

Roberto durante la presentación de su libro “Autónomo para Dummies”

¿Cómo se aprende a emprender? Como a andar en bicicleta, andando y cayéndote, pero intentando caerte el menor número de veces posibles y hacerte el menor daño posible. Hoy en día se habla mucho del mentoring para emprendedores, es decir, personas que tienen experiencia y que te ayudan en esos momentos en que no sabes adonde tirar. Antes la barrera era el dinero, ahora es el talento, que escasea más que el dinero.

Recomiendas conocerse a uno mismo y analizar nuestras fortalezas y debilidades para saber si una persona está preparada para ser autónomo. ¿Consideras que cualquier persona puede ser autónomo? En caso negativo ¿Se podría educar a una persona para mejorar su actitud y que logre ese objetivo?

RG: Para ser autónomo necesitas ciertas aptitudes y actitudes. Las aptitudes se emprender (puedes estudiar 2,3 o 5 masters) pero las actitudes decidirán el 80% del éxito que tendrás en tu vida. Si eres optimista, arriesgado, eres resiliente (tienes capacidad para recuperarte de un fracaso para volver a empezar), perserverante, curioso, emprendedor, innovador, etc las cosas te irán mejor y serás más feliz, sin duda.

Es fundamental hacer un DAFO de tu personalidad y buscar un socio que complemente tus carencias, aunque el tema de los socios da para un libro. Las empresas de éxito están formadas por un hippie y un mafioso. El hippie crea las ideas y el mafioso las rentabiliza. Es muy difícil que una persona sea ambas cosas a la vez.

Todos podemos ser autónomos, porque ser autónomo no conlleva una complejidad tan grande como gestionar una pyme con 10 trabajadores y presupuestos de cientos de miles de euros. El problema del autónomo es que lo tiene que hacer todo él, y la multitarea, para mí, es el cáncer de la productividad y de un trabajo excelente y memorable.

Por último es necesario decir que este libro, “Autónomos para Dummies”, forma parte de una trilogía. ¿Nos puedes hablar un poco de tus próximos proyectos literarios?

RG: Estoy terminando mi segundo libro, también de temática emprendedora pero por motivos contractuales no puedo adelantar detalles hasta su fecha de publicación. Después de estos dos libros intentaré escribir un E-book y cursos online para un colectivo de autónomos en auge: los Knowmads, los autónomos digitales.

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación