Olvídate de todo lo que te han dicho

Puede que hayas oído muchos consejos sobre “cómo hacer una buena entrevista de trabajo”, “qué hacer para caerle bien al entrevistador”, “los 7 tips para que te contraten”… hoy te voy a pedir que te olvides de todo eso. ¿Quieres saber por qué?

diferenteTal y como eres ya eres genial. Pretender ser otra persona que no eres es el error más grave que puedes cometer en cualquier ámbito de tu vida. No se trata que te saltes las reglas de educación básica, pero que no adoptes roles o poses que no son tuyos sólo porque te lo han dicho. Estas son las razones:

  1. Las personas queremos relacionarnos con gente auténtica. Tu futuro cliente (sea un trabajador en una empresa o cliente que contrate tus servicios de freelance) quiere conocerte a ti, con tus virtudes y tus defectos. El objetivo de las entrevistas es conocerte.
  2. Superman no existe. Mostrar tu lado vulnerable, reconocer que “la has cagado” alguna vez que otra es sinónimo de aprendizaje pero sobre todo de humildad. En culturas como la anglosajona premian a los individuos que han fracasado, ¿por qué?, por dos motivos: Han tomado acción y se han arriesgado a emprender un proyecto o una acción. Y Sobre todo han aprendido y probablemente, ese error no lo vuelvan a cometer.
  3. No van a creer que eres la persona más estupenda del mundo. Defender este argumento te va a costar y mucho. Si intentas mostrarte como alguien invulnerable puede que produzca el resultado contrario y finalmente vayan a “pillarte” buscando en cualquier resquicio.

No temas ser tú mismo en:

  1. Opiniones personales: Todo el mundo puede opinar y tu opinión es tan válida como la de otra persona. Aunque es recomendable que evites ciertos temas que pueden generar controversia y que sean ser irrelevantes para el trabajo que vayas a realizar. Tener una opinión bien formada y argumentada puede sumar muchos puntos a tu favor. Te dará autoridad y podrás mostrar conocimiento de la materia, experiencia, etc…
  2. Mostrando tus debilidades o carencias. Nadie puede ser perfecto en todo, aprovecha estos puntos para mostrar tu predisposición a aprender o incluso citar otras debilidades superadas ilustrando con un ejemplo cómo lo hiciste. Podrás mostrar tu buena predisposición y también nivel de resiliencia (capacidad de superar la adversidad).
  3. Hobbies o aficiones aparentemente inconexas con la actividad que vas a desarrollar. Esto mostrará unos ciertos valores que pueden ser muy positivos. Aléjate de los estereotipos y “mójate” más.

Aunque no tengas que ocultarte, tampoco tienes porqué decir todo. Tu decides hasta donde te muestras en tu lado personal.

Recuerda que todo comunica algo, así que utiliza tu historia personal, tu experiencia y conocimiento a tu favor. Prepara la argumentación antes de ir a la entrevista. El ángulo como lo cuentes puede ser decisivo.

¿Y qué pasa si luego no me contratan?

Pues es lo mejor que te puede pasar. No era tu oportunidad. Estar en un sitio donde debes ser “lo que se espera de ti” actuando constantemente un personaje va a añadir estrés a tu vida y probablemente, o bien te conlleve a problemas de salud o bien termines renunciando. Además puede ser un gran borrón en tu historial ya que una relación turbia puede oscurecer toda tu trayectoria profesional.

Ser tú mismo no quiere decir que debas olvidar las reglas básicas sociales o de educación. Lo que sí debes tener en cuenta:

  1. La educación básica y modales: Básicamente porque todo lo que haces deja huella y más vale que te recuerden como una persona educada. Todos sabemos de casos en los que los entrevistadores se merecían “un par de palabras bien dichas” pero no lo hagas. Respira hondo y no lo hagas. No llegarás a ninguna parte produciendo enfrentamientos y… no merece la pena.
  2. La cultura de la empresa: Si eres persona hipercreativa, con una determinada forma de vestir o determinada apariencia física que has escogido y a la que no quieres renunciar. En este caso, descarta aquellas empresas que chocan con tu filosofía y ahórrate el mal trago. Todos tenemos un lugar donde nuestro talento es bienvenido. Como dice el refrán: “si tienes que forzarlo no es tu talla” o el “nunca falta un roto para un descosido”. A la larga serás más feliz.

¿Te ha pasado alguna vez que no te eligieron por ser tu mismo? ¿Cómo fue? Cuéntanos tu experiencia.

José Camblor

José Camblor

Soy soñador de nacimiento y arquitecto frustrado… Cuando tenía 16 años me dijeron que no podría ser arquitecto, que no se me daban bien las matemáticas, que era demasiado caro…

Trabajé en una consultora gestionando proyectos durante más de 7 años, en proyectos nacionales e internacionales, grandes y pequeños, incluso llegué a organizar una cumbre de ministros… aprendí muchísimo. Mi vida estaba bastante bien, tenía pequeños sueños que iba realizando.

Pero en 2014 descubrí que la vida no tiene sentido si no luchas por tus grandes sueños.

Desde entonces no paré de investigar la manera de poder diseñar la vida de mis sueños.

Descubrir cuál era mi talento se volvió mi obsesión. Me formé en liderazgo, marketing, marca personal y talento. Desde hace un año y medio estoy viviendo la vida que yo quería y ahora me defino como arquitecto de talento.

Mi misión es ayudar a personas como tú para que descubras y potencies tu talento para que consigas la vida que deseas.

Pero ahora, ¡hablemos de ti!
¿Te gusta lo que haces?

  • ¿Sabes cómo utilizar tu talento para que te paguen por lo que tú vales?
  • ¿Te gustaría poder poner tú las condiciones de cómo, cuándo y dónde haces tu trabajo?
  • O quizás, ¿te gustaría aparecer en el punto de mira de un cazatalentos / head-hunter?

Yo te ayudo con mi metodología de personal branding para que descubras, potencies tu talento y alcances lo que te propongas.

Como siempre digo, ¡elige SER WINNER!

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación