Lo que no se cuenta cuando estás de freelance

Son muchos los aprendizajes que se sacan cuando se está trabajando por cuenta propia. Cuando comienzas piensas que tienes todo “casi atado” pero con el paso de los meses te vas dando cuenta que son infinitas las cosas que están sueltas y que solo el tiempo y tu experiencia pondrán cada cosa en su lugar.

Me gustaría contarte más puntos sobre los que tienes que estar pendiente, sobre todo si tú estás empezando o no llevas demasiado tiempo trabajando por tu cuenta: Cuando te propongan entrar en un negocio o proyecto, valóralo bien. En ocasiones ocurre que lo que nos ofrecen no es tan “bonito” como parece, pero está camuflado con piel de cordero y no nos damos cuenta de dónde nos estamos metiendo hasta que estamos ya dentro. Valoremos bien todo, analicemos lo que nos cuentan y decidamos.

  1. En el contexto en el que nos movemos, es muy habitual que tengas que trabajar y luego facturar, pero es interesante que te plantees facturar por adelantado un porcentaje, un 30 o un 50% por ejemplo. No sería la primera vez que he trabajado y luego no me han pagado. Para evitar esto y al menos poder cubrir gastos, es importante que establezcas como norma pasar una primera factura a la empresa al inicio de la prestación del servicio y una segunda, una vez el trabajo esté finalizado. Y te adelanto que es algo que las empresas suelen aceptar sin problemas.
  2. Una de las cosas por las que a mí personalmente me compensa trabajar por cuenta propia es porque yo también tomo decisiones y decisiones importantes que me afectarán positivamente o no, dependiendo del resultado final. Dado que tus gastos corren por tu cuenta y no hay empresa que se haga cargo de ellos, tú también puedes decidir y tu opinión tienen mucho valor frente a un proyecto o trabajo que estés desarrollando. ¡Tenlo en cuenta!
  3. Algo maravilloso es que por el camino encontrarás gente muy potente e inteligente que estará encantada de que tú también puedas aprender. Es importante recordar que a pesar de que trabajemos como freelance, no lo sabemos todo en nuestro sector, ¡ni mucho menos!, y por esto, es muy importante rodearnos de personas que nos aporten, tanto conocimiento como valores.
  4. Otro punto a tener en cuenta es que hay que estar siempre, en todo momento, con el “chip” del aprendizaje. Cada día se aprenden cosas nuevas y tenemos que estar receptivos a ello. Cuando alguien trabaja por cuenta propia, menos aún se puede permitir el lujo de no querer aprender, pues estaríamos muerto en un corta plazo. De hecho, para mí esto es algo increíble que me motiva a levantarme todos los días y a seguir creciendo, y ¿a ti?.
  5. Con los clientes es importante ser muy flexibles y adaptables, pero también asertivos para poner “las cartas sobre la mesa” si es necesario. Hay personas que tienen una clara y marcada orientación al cliente. Sin embargo, aunque creen que su orientación a resultados es alta, se enfocan tanto en las necesidades de los clientes que pierden de vista las suyas propias. Por esto es importante combinar ambas, para que haya un equilibrio y ambas partes salgan beneficiadas.

 Confío que estos comentarios te ayuden a seguir adelante y tropezar con alguna piedra menos, y si tropiezas, recoge el aprendizaje y… ¡a seguir!

Hoy concluyo con la siguiente frase de Babe Ruth, miembro del Salón de la Fama de Béisbol:

 “Es difícil derrotar a una persona que nunca se rinde”

Fundadora de ForSelectIng. Formadora, Headhunter y Coach certificada, especializada en el desarrollo de competencias y la orientación profesional.  Apasionada del emprendimiento y de la selección de personal 2.0.

@ForSelectIngCGM

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación