¿La vida es real o imaginada?

¿Nunca has tenido la sensación que otros contaban una historia que tú nunca habías vivido?

A mí me ha pasado alguna vez, cuando se recuerdan a personas ya fallecidas, recuerdos de la escuela o de los trabajos, parece mentira que hayamos vivido en la misma realidad.

La memoria implica reconstrucción y no solo recuerdo. Añadimos detalles, cambiamos el orden de las cosas, etc. Lo que da lugar a resultados muy diferentes.

imaginaciónImaginamos cientos de escenas y conversaciones diariamente que no han sucedido bien por deseo o por temor a que sucedan, llega un momento que al cerebro pueden llegarle a resultar familiares escenas que en realidad no han sucedido nunca.

La depresión, la inseguridad personal o la ansiedad tienden a trasformar los pensamientos racionales en otros que incrementan significativamente el impacto negativo en la interpretación que hacemos de nuestro pasado, nuestro presente e incluso de cómo vaticinamos el futuro.

Pasado un tiempo en desempleo, es frecuente que comencemos a acobardarnos, que empecemos a no dar valor a los méritos alcanzados hasta el momento y tendamos a buscar ofertas de inferior categoría a nuestro potencial real.

La persona desanimada tiende a reproducir una gran cantidad de ideas negativas en su cerebro lo que va configurando una realidad sesgada y no real sobre sus oportunidades, sus potencialidades, sus posibilidades reales para alcanzar metas y objetivos.

¿Cómo podemos evitar entrar en esta espiral negativa y que tan poco se ajusta a la realidad?

  1. Aprende habilidades nuevas y enseña a otros.
  2. Date permiso para divertirte, no es irresponsabilidad.
  3. Basa tus juicios en hechos y no en suposiciones.
  4. Busca la innovación ante los retos de siempre. Atrévete a cambiar.
  5. Déjate guiar, ayudar, aconsejar y animar por otras personas.
  6. Evita la soledad. Apóyate en los demás, amplia tu red de contactos.
  7. Mantén un ritmo de vida sano, más de lo habitual incluso. Cuídate.
  8. Entra en vibración positiva cuidando la información que entra por tus sentidos. La música, el arte, la belleza, la naturaleza, los testimonios de autosuperación son convenientes.
  9. Trata de encontrar alguna actividad donde notes que el tiempo pasa de manera productiva. Planta una semilla, escribe un libro, comienza un cuadro, una labor manual, un simple puzzle, … y encuentra recompensas directas y tangibles a tu labor.
  10. Sueña despierto, medita y visualiza tus éxitos con confianza y alegría.

Recuerda que puedes sentirte seguro y confiado aun en tiempos de incertidumbre, si sabemos manejar debidamente la ansiedad que nos produce lo imaginado frente a lo que realmente nos sucede, que no es más que un proceso de transición de carrera profesional que puedes superar con esfuerzo y perseverancia, como el resto de las cosas que ya has superado en esta vida.

carmen_camacho

MARÍA DEL CARMEN CAMACHO

“Facilitadora del desarrollo y promoción del Talento”

Licenciada en Psicología, orientadora laboral, coach y formadora en Habilidades de Desarrollo Profesional.  Más de 15 años de experiencia en materia de RRHH.

Web: www.maricarmencamacho.com

Facebook: https://www.facebook.com/mamencamachogil/

Perfil en LinkedIn: https://es.linkedin.com/in/maricarmencamachogil

Twitter: @ccamachogil

1 respuesta

Dejar respuesta
  1. Lidia
    Jun 15, 2016 - 11:46 AM

    Buenso consejos, Mª Carmen, para afrontar esa situación de estar inactivo laboralmente o desempleado

    Respuesta

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación