El incumplimiento del déficit confirma la precariedad de las contrataciones laborales

Montoro

Cristóbal Montoro durante la rueda de prensa.

El déficit público llegó a los 56.608 millones de euros en el pasado año 2015. Se ha llegado a un nivel del 5,16% en relación con el PIB, una cifra notablemente superior al objetivo acordado con Bruselas que era de 4,2%. Esa desviación respecto a las previsiones dadas por el gobierno es la mayor que se ha experimentado durante la legislatura de Mariano Rajoy. En términos monetarios esto implica un total de 10.500 millones de euros menos que el próximo gobierno tendrá disponibles, dinero que va a ser recortado de los siguientes presupuestos o financiado desde las instituciones europeas.

En términos generales, la mala situación del mercado laboral y los desalentadores datos sore la creación de empleo son factores influyentes en estos datos sobre el déficit. El número de contrataciones, además de baja calidad, y los tipos de contratos (jornadas parciales, temporales, etc.), se han convertido en una de las piedras más difíciles de sortear ya que si no se consigue una mejora de los datos resultantes de la cotización a la Seguridad Social, difícilmente las arcas del Estado van a poder justificar el déficit comprometido.

A la hora de justificar este aumento, el ministro Cristóbal Montoro no ha dudado en relacionarlo con la subida del déficit de las Comunidades Autónomas que ha sido de un 0,9%, superior al 0,7% esperado. Montoro también ha hecho referencia al ejercicio de la Seguridad Social que se ha cerrado por encima de la cifra esperada aumentando el déficit en un 1,26% bastante lejos del 0,6% que se marcó inicialmente. El único dato positivo que encontramos al analizar el déficit público vienen desde la administración central, que según el ministro “ha cumplido sobradamente”, al conseguir quedar dos décimas por debajo de su objetivo marcado.

Para 2016 se tiene como objetivo cumplir un déficit del 2,8%, cifra que está creando polémica al ser excesivamente esperanzadora. El resto de los partidos que actualmente se encuentran en la oposición ya han advertido de la necesidad de replantear el camino a tomar para conseguir resolver el problema del déficit, tienen la intención de establecer negociaciones con Bruselas que faciliten conseguir este objetivo en los próximos años. Por el momento el Gobierno en funciones debe realizar en abril la revisión del plan de estabilidad donde el ministro a ha rechazado volver a pactar el déficit.

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación