GRAN ÉXITO DE LA ESPERANZA DE TRIANA: 60.000 PARADOS MENOS

esperanza de trianaEl encomendarse a la Virgen del Rocío o a la Esperanza de Triana parece que empieza a dar resultados. Marzo ha sido un  buen mes: el Ministerio de Empleo registra 60.000 parados menos, algo que no sorprende, tradicionalmente marzo ha sido siempre bueno en datos interanuales, ya que la Semana Santa proporciona a sectores como la hostelería y el turismo en general su primera gran temporada en las zonas de costa y en aquellas provincias con gran tradición costalera.

Desde el último trimestre de 2014 el motor del crecimiento del empleo se centra en la hostelería y la construcción, que crecen a un ritmo del 8%. Atrás queda la voluntad del Gobierno de buscar una alternativa al ladrillo, motor del milagro español en el crecimiento del PIB hasta que se pinchó la burbuja. No hay ni rastro de potenciar las energías renovables  ni  síntomas de otra economía que no se construya a base de ladrillazo.

A rasgos generales, rondamos  desde enero los 4.500.000 millones de parados, pero este mes tenemos la novedad de que el paro entre los jóvenes menores de 25 años aumenta considerablemente y más en las mujeres que en los hombres. Ellas, además, se llevan la palma  en destrucción de empleo en todas las edades.

En cuanto al tipo de contrataciones que se realizan, hay que volver a echar un vistazo a los sectores creadores de empleo, justo aquellos que permiten mayor temporalidad. El 90% de los contratos creados en marzo son temporales y solo un 10% son contratos indefinidos. Aún así, este último dato merece un aplauso, pues el número de contratos indefinidos ha aumentado dos puntos respecto a febrero o enero, cuando se movían entre el 7% y el 8% del total. Algo es algo. Sin ánimo de seguir desanimando en lo que al tema de contratos indefinidos se refiere, conviene mirar la letra pequeña de los datos del MEYSS: de ese 10%, el 57% son contratos a tiempo parcial y la cifra asciende peligrosamente  hasta el 43% en lo que se refiere a las contrataciones indefinidas… ¡por horas!

En síntesis, podríamos decir que marzo nos ha traído parados intermitentemente indefinidos o contratos indefinidos intermitentes, un milagro propio de la Esperanza de Triana, que ha salido estos días por las calles de Sevilla, o de la Virgen del Rocío, a la que se encomendó Fátima Báñez

 

 

Comentarios desactivados

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación