Formación y empleo

Casi nadie cuestiona al día de hoy que a más formación, más probabilidad de encontrar un trabajo. Pero por si todavía existen escépticos, el diario El Español publicó recientemente un interesante artículo sobre la relación entre empleo y formación.  Veamos algunas de sus principales conclusiones.

Según el Instituto Nacional de Estadística, la tasa de desempleo de las personas analfabetas es  cuatro veces superior a la de los titulados universitarios. No olvidemos que un titulado puede hacer el trabajo que desarrolla alguien sin estudios, pero una persona sin formación no puede acceder a los puestos para los que se requiere una preparación específica.

Modern business conceptPara concretar más, los porcentajes de paro en función de los estudios son los siguientes: analfabetos, 43,07%;  estudios primarios completos, 38,15%; estudios primarios ,33,61%; primera etapa de educación secundaria,26,69%; segunda etapa de educación secundaria,19,1%; educación superior,11,61%.

Por lo tanto, a pesar de que el paro universitario sea elevado, no podemos obviar que es significativamente inferior al resto de grupos. De aquí, en mi opinión, debemos sacar una conclusión evidente: la educación sigue siendo el gran problema en España. Si la formación es sinónimo de incremento de empleabilidad, tener porcentajes elevados de nuestra población prácticamente sin estudios es un problema, ya que esto se traduce en cifras de desempleo superiores al 20%, como las que llevamos presenciando desde que estalló la crisis.

Ya escribía hace semanas en mi blog sobre el fracaso del Programa de Garantía Juvenil en España. Ningún programa que busque mejorar la empleabilidad de nuestros desempleados debe quedarse en la marginalidad. No obstante,  también es necesario cambiar el chip en nuestra sociedad. Debe acabarse ese axioma de que si no quiero estudiar, dejo el colegio a los dieciséis años y me pongo a trabajar. El paro juvenil es estratosférico (la tasa de desempleo  entre los menores de veinticinco años es del 46,48%, según la EPA del segundo trimestre de este año) y la falta de formación, como estamos viendo, mina las posibilidades de la gente a la hora de insertarse en el mercado de trabajo.

No nos engañemos cuando se hable de recuperación; la burbuja inmobiliaria en la que todo el que quería un trabajo lo conseguía no volverá. Según el artículo publicado en El Español, “desde el año 2014, el INE incluye en sus resultados de la EPA (Encuesta de Población Activa) los datos desagregados por nivel de estudios alcanzado, lo que permite no sólo realizar una comparativa sobre la situación de los diferentes grupos, sino también su evolución. Los datos son claros: la creación del empleo se está centrando entre los colectivos con mayor nivel educativo. La recuperación ha llegado para ellos, pero no para los grupos con baja o nula formación, que todavía siguen en crisis.” Más claro, agua.

Ahora, en este instante, la pregunta obligada sería: ¿Qué estudiar? Pero la respuesta la dejaremos para otro debate.

 Hector JerezHéctor Jerez es Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Especializado en orientación e intermediación laboral, se considera  un apasionado de las TIC y de su relación con el mercado de trabajo, un blogger convencido y un estudioso de las transformaciones sociales que tienen lugar en nuestros días. Para poder contactar con él y leer más artículos:

Blog: www.politologoenred.blogspot.com

Twitter: @hecjer

 

Guardar

Comentarios desactivados

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación