Especialidad de los datos de demandantes de empleo que manejan las agencias de colocación

Helas_Consultores_Logo

Estrella Blanco Patiño, autora del artículo, es Consultora de la empresa Helas Consultores S.L., una consultora de ámbito nacional que, desde 2001, está especializada en resolver a empresas, profesionales y Organismos Públicos, todos los problemas que genera la actual legislación sobre Protección de Datos de Carácter Personal. 

Implicaciones legales en materia de protección de datos.

Las agencias de colocación juegan un importante papel en un mercado como el laboral que constituye un sector de actividad en el que se ven involucrados numerosos agentes que recaban datos personales de demandantes de empleo, las empresas de trabajo temporal, las empresas de selección de personal, las consultoras de recursos humanos o los portales de empleo.

El desarrollo de las actividades de intermediación laboral, valoración de perfiles, aptitudes, conocimientos y cualificación profesionales, orientación e información profesional y selección de personal, por parte de las agencias de colocación, implica la creación de ficheros de los demandantes de empleo en los que se conservan una gran cantidad de datos que a nadie sorprenden ni requieren una especial atención: número de Seguridad Social, nombre y apellidos, fecha  y país de nacimiento, nacionalidad, sexo, actividad económica, situación laboral, causa de pérdida del último empleo o nivel académico.

Tratamiento de datos relativos a la salud

Tal y como pudo comprobar la Agencia Española de Protección de Datos, en el Plan de Inspección de Oficio realizado en el año 2005 en el sector de selección de personal a través de internet es habitual encontrar entre los datos recabados en los sitios web de las agencias de colocación, además de los indicados anteriormente, los relativos a las discapacidades (físicas o mentales) de los demandantes de empleo, incluyendo tanto la especificación de la minusvalía concreta como el grado (o porcentaje) de incidencia en el desarrollo de las actividades diarias habituales. Situación que hemos podido verificar que no ha cambiado en la actualidad.

Además, en el desarrollo de las funciones que le son atribuidas, las agencias de colocación tratan datos relativos a los resultados obtenidos a través de pruebas de aptitud, psicotécnicas y psicológicas, por lo que en sus ficheros es frecuente encontrar datos relativos al perfil psicológico de los demandantes de empleo que hacen  referencia a la existencia de anomalías o especialidades de la personalidad del sujeto.

Los datos a los que venimos haciendo referencia, son considerados por la normativa vigente en materia de protección de datos como relativos a la salud.

Implicaciones legales del tratamiento de los datos relativos a la salud

El tratamiento de datos relativos a la salud implica un refuerzo del principio del consentimiento, exigiendo la normativa aplicable en materia de protección de datos, que este sea expreso, tanto para recabarlos y tratarlos como para cederlos.

Si bien no resulta obligatorio, es difícil pensar en una forma de prestar el consentimiento expreso que no sea por escrito, con la dificultad que ello puede conllevar en muchos casos, no sólo para la obtención del consentimiento, sino también para la conservación de un medio de prueba de que se dispone del mismo.

Otra de las dificultades derivadas del tratamiento de datos de salud en los ficheros de demandantes de empleo, es que el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999 (RLOPD) exige respecto de los mismos la aplicación de medidas de seguridad de nivel alto. Entre ellas, se encuentran el cifrado de los soportes informatizados y las comunicaciones a través de redes de telecomunicaciones, la conservación de una copia de respaldo de los datos y de los procedimientos de recuperación en un lugar diferente de aquel en que se encuentren los equipos informáticos que los tratan, la implantación de un registro de cada intento de acceso al fichero por parte de un usuario y la conservación de los datos que constan en papel en áreas de acceso restringido.

No obstante, a los efectos de facilitar el cumplimiento normativo, el propio RLOPD ofrece la posibilidad de aplicar las medidas de seguridad de nivel alto, únicamente a los datos que requieren este nivel y no a todo el fichero en su conjunto, siempre y cuando puedan delimitarse los datos afectados y los usuarios concretos y conste esta circunstancia en el Documento de Seguridad.

Consecuencias del incumplimiento de las obligaciones en materia de protección de datos

La primera consecuencia del incumplimiento de la normativa de protección de datos es  la imposición de sanciones consistentes en multas económicas. En concreto, tratar o ceder datos de salud sin el consentimiento expreso del demandante de empleo será sancionado con una multa de 300.001 a 600.000 euros y no implantar las medidas de seguridad de nivel alto oscilará entre los 40.0001 y los 300.000 euros.

Además, el incumplimiento de la obligación de las agencias de colocación autorizadas de someter su actuación a la normativa aplicable de protección de datos de carácter personal, derivará en la apertura de un procedimiento administrativo que podrá conllevar la extinción de su autorización como tal agencia para operar en el mercado de trabajo español.

Contacto: eblanco@helasconsultores.com 

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación