“Emprender y tener tu propia marca es darte valor e invertir en ti”

Eva Castillo Gómez es licenciada en periodismo y comunicación audiovisual y personal brander. Tras 13 años trabajando en los departamentos de comunicación de dos entidades deportivas de primer nivel, esta “tiquismiquis de la comunicación y enganchada a todos los deportes”, como ella se define, ha decidido emprender su carrera ayudando a los profesionales del deporte; interpretándolos como una marca, reconociendo su identidad, diseñando su modelo de negocio y haciéndoles visibles en el mundo online y el offline; lo que hoy se llama Personal Branding, la gestión de la marca personal. Este es un ejemplo de cómo reconducir una trayectoria profesional hacia el éxito.

JH. Recientemente oímos hablar más a menudo de aquello de trabajar la marca personal. ¿Qué es la marca personal?

EC. Se escucha más, pero no es un concepto nuevo. La marca personal es la huella que dejamos en los demás, es lo que antes se podía entender por prestigio, reputación, honor o buen nombre, como decía Cervantes. Lo que sí es cierto es que desde que lo llamamos marca personal somos más conscientes de que la podemos gestionar, de que lo que piensen los demás es consecuencia de nuestra forma de pensar, actuar, relacionarnos y comunicarnos.

Por eso, si sabemos cuál es la percepción y nos conocemos bien como para saber quiénes somos y que ofrecemos, podemos trabajar para que esa reputación se acerque a nuestro concepto que tenemos de nosotros mismos. Nos ayuda a cambiar lo que creemos que debemos cambiar en base a esa percepción, y a hacer más visible lo que no se conoce tanto de nosotros y que aporta valor. Si podemos gestionar la reputación de una marca comercial, también se puede aplicar esa metodología para gestionar la reputación de una marca personal.

Eva Castillo, Personal Brander

Eva Castillo, Personal Brander

JH. ¿Es lo mismo un personal brander que un coach?

EC. No, no lo es. Aunque existen distintas corrientes de coaching y para cada una es distinta la participación del coach, según la corriente europea, que es la que tenemos más presente en España, el coach no asesora, no opina, no mentoriza, ni hace consultoría. El coach no se considera experto de ninguna materia técnica. Acompaña al cliente a conocerse mejor a sí mismo y a que analice el entorno desde su perspectiva.

El Personal Brander sí que actúa como mentor o consultor. Es alguien que sabe de emprendimiento, marketing y comunicación, y asesora en ese sentido. Otra cosa es que, en la primera etapa del personal branding, la del autoconocimiento, se utilizan herramientas de coaching, y bien es cierto que algunos personal branders tenemos también la formación como coach y la utilizamos en las sesiones.

JH. ¿En qué momento decidiste dar un salto para emprender?

EC. Me gustaría decir que lo hice por mí misma, pero no es cierto. Di el paso porque ocurrió algo en mi vida personal y profesional que me hizo cambiar. Yo llevo años interesándome por la marca personal y de hecho llevo años asesorando a profesionales del deporte en comunicación, pero no me atrevía a ir por mi cuenta.

Siempre digo que el primer obstáculo de la marca personal es uno mismo. Tenemos miedo a destacar, a exponernos, a fracasar, e incluso a triunfar. Yo tenía muchos miedos, y hasta que no ocurre algo que te hace replantearte tus prioridades, hasta que no aprendes a quererte más, a dejarte llevar por quien eres, a confiar en ti y en tus capacidades, no te lanzas.

JH. ¿Qué aspectos tuviste que controlar para lanzarte a ser tu propia marca?

EC. Yo diría que hay que saber qué quitar, qué añadir e invertir.

Hay que quitar cosas que nos restan. Como te decía lo primero está en conocerse y limpiarse a uno mismo. El factor mental es muy importante. Cuando quieres emprender la cabeza te la juega, y hay días que estas super motivada y crees que vas a cambiar el mundo y días que piensas que a nadie le va a interesar lo que ofreces y vas a fracasar. Hay que quitarse miedos, limitaciones, fracasos, hay que perdonar y perdonarse, hay que estar limpia y sana para poder enfocarte con todas tus fuerzas en el objetivo.

Hay que quitarse miedos, limitaciones, fracasos, hay que perdonar y perdonarseEva Castillo
Una vez que hemos dejado salir lo malo, atraer lo bueno. Y aquí creo que entra mucho en juego la gente, el darte cuenta de que no estás solo. Si estás limpio te puedes abrir a los demás y exponerte sin miedo y eso te ayuda a conectar. No tienes por qué afrontar el emprendimiento en soledad, no se espera de ti que sepas hacer más que lo que sabes hacer, lo importante está en rodearte de gente que sume, que te aporte. Yo tengo una personal brander que me ayuda con mi marca personal en esta etapa de emprendimiento, es mi compañera de master Gema Palacios, empoderadora de mujeres brillantes en dejandomarca.com

Lo tercero es saber que emprender y tener tu propia marca, es darte valor e invertir en ti. Hay que ir a por todas, asumiendo el coste. No vale salir a medias, ni retrasar tareas que te pueden atraer menos… hay que darlo todo. Es un cambio de mentalidad, que te lleva a un cambio de actitud y de comportamiento.

JH. Seguro que puedes dar algunos consejos a aquellos que tienen dudas sobre cómo seguir su camino profesional.

EC.

  • Que digan adiós a la titulitis, que cojan papel y boli y escriban cuál es su formación, cuál es su experiencia profesional, cuáles son sus habilidades y talentos, las características de ellos mismos que destacan en sus distintos roles, las características de sus referentes, y se den cuenta de todo lo que tienen dentro de sí para ofrecer al mundo. Que le den forma, que descubran cual es la necesidad que resuelven, que entiendan para qué están en este mundo, y vayan a por ello.
  • Que controlen su diálogo interno, tanto cuando les machaque, como cuando les suba a la nube. Que vayan a terapia o a un coach y se trabajen. Que se limpien de todo aquello que les frena, se quiten las creencias limitantes, los miedos, las culpas y el resentimiento. Que salga lo malo para que pueda entrar lo bueno.
  • Que no lo hagan solos, que busquen ayuda, alguien que les acompañe con quien sientan que conecten, que les va a entender y les va a ayudar a dar lo mejor de sí mismos.
  • Que sean profesionales, que se comprometan consigo mismos y se exijan más de lo que lo ha hecho nadie hasta ahora. Que se mantengan enfocados en su objetivo.
  • Que encuentren el equilibrio entre la vida profesional y la vida personal, porque, aunque se nombren por separado, nunca son independientes y lo que pase en una termina afectando a la otra.
  • Que se levanten cada mañana pensando en qué pueden hacer para mejorar, a sí mismos y al mundo.
  • Que dejen de ser correctos, copias o clones y que sean auténticos, diferentes y únicos.
  • Que entiendan el trabajo, al igual que la vida, que esto es una carrera de fondo, para la que hay que trabajar duro y ser constante.

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación