El ECyL destinará 196 millones para políticas de empleo en 2016

El Servicio Público de Empleo de Castilla y León (ECyL) ha aprobado un presupuesto de 196 millones para políticas de empleo. 80 millones de euros se destinarán a la formación tanto de trabajadores desempleados como de ocupados. El balance del año pasado ofrece un resultado de 270.000 personas atendidas, con una inversión de 174,1 millones de euros.

Los 196 millones de euros del presente ejercicio cubren las acciones promovidas dentro del marco europeo, estatal y autonómico. Los objetivos principales del Plan de actuación del ECyL son mejorar la calidad del empleo y garantizar la protección y ayuda a los colectivos más vulnerables y desfavorecidos. Para ello se han establecido tres ejes de trabajo, la mejora de la cualificación de los trabajadores, el fomento del empleo y apoyo al emprendimiento y el trabajo de intermediación y orientación a los trabajadores y empresas.

Cualificación profesional

La vicepresidenta y consejera de Empleo, Rosa Valdeón, presidió la reunión del Consejo General de Empleo. - ICAL

La vicepresidenta y consejera de Empleo, Rosa Valdeón, presidió la reunión del Consejo General de Empleo. – ICAL

Una de las grandes partidas del plan es la destinada a la cualificación de los trabajadores. Están previstos 80 millones de euros para impartir formación adecuada a las necesidades formativas individuales y del sistema productivo, según informa la Junta. Hay acciones para trabajadores ocupados y para desempleados.

Para estos últimos se han programado cursos de formación profesional, que se desarrollarán tanto por medios internos del ECyL como externos. También incluye el Programa Mixto de Formación y Empleo de Castilla y León, para los años 2016 y 2017, cofinanciado por el Fondo Social Europeo.

Otro es el programa de Orientación, Formación e Inserción (OFI), en el que los trabajadores desempleados pueden mejorar su capacidad de inserción y su cualificación profesional. Además incluye el programa de formación con compromiso de contratación desarrollado por empresas que asuman la contratación de al menos al 50 por ciento de los alumnos programados.

El programa formativo también incluye la acreditación de competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral o vías no formales de formación, las prácticas no laborales en empresas, el programa de formación en el sector estratégico de la automoción: las acciones de formación para ocupados, los permisos individuales de formación y las becas y ayudas para compensar los gastos ocasionados por la participación en los programas anteriores.

El plan dispone de 33 millones de euros para el plan de empleo local, que cuenta con seis líneas de actuación

Ayudas a la contratación

Se ponen en marcha ayudas a la contratación de parados en municipios de menos de 5.000 habitantes y para las diputaciones provinciales. El destino de los contratos tiene que ser para la realización de obras y servicios relacionados con el turismo y la cultura. Otro tipo de subvenciones en el ámbito local son las de contratación de personas con discapacidad. En los municipios de más de 5.000 habitantes se incentiva el empleo para perceptores de la Renta Garantizada, así como la contratación por parte de las diputaciones para trabajos relacionados con servicios específicos como prevención de incendios y medio ambiente.

Hay además subvenciones directas para los municipios mineros y para los municipios de más de 20.000 habitantes para la contratación de agentes de igualdad de oportunidades.

Incentivar el emprendimiento es otro de los objetivos que recoge el plan de este año. Para ello se establecen incentivos para quienes quieran iniciar actividades económicas por cuenta propia y se destinan fondos para el asesoramiento individual de los emprendedores.

El fomento del empleo por cuenta ajena se concentra en ayudas para la contratación. Se apoyarán los contratos estables, pero también la contratación temporal en un sector específico, el de la ayuda a domicilio, que también contará con incentivos para la ampliación de jornada. Otras de las materias incentivadas es la contratación de desempleados y de personas beneficiarias de la Renta Garantizada de Ciudadanía por parte de por entidades sin ánimo de lucro, empresas de inserción y participadas.

En el caso de autónomos que no puedan continuar con su actividad, se ha previsto una ayuda de 426 euros durante 6 meses, siempre que se haya cotizado por cese de actividad. Es una ayuda vinculada a acciones de orientación y formación.

Guardar

Comentarios desactivados

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación