¿Dónde, qué o quién?

Una de las primeras preocupaciones en la búsqueda de empleo es dónde encontrarlo y qué ofertas existen, para lo cual consultamos portales, guías, foros y un largo etcétera de posibles “nidos de empleo”, pero tal vez hemos eludido el primer paso, analizar y definir “quién” está buscando empleo.

Un ejemplo de dónde y qué lo ofrece Expansión en su “Guía para conocer dónde estará el empleo en 2016”, pero ¿tú en qué sector, especialidad, capacidades, experiencia, formación… te incluyes?, es decir, ¿quién eres?

“No se trata de reducir nuestras posibilidades de empleabilidad, justo lo contrario, el trabajo a desarrollar se basa en ampliar dichas posibilidades analizando nuestro perfil en profundidad”

Una de las consecuencias de la ansiedad generada por la búsqueda de empleo es la falta de discriminación de las posibilidades que buscamos y seleccionamos como posibles alternativas laborales, a medida que se incrementa el tiempo de búsqueda sin resultados positivos, es decir, a medida que nuestro sentimiento de frustración aumenta por la falta de empleo, aumentamos el ámbito de nuestra búsqueda, en un intento de autoconvencernos de que podemos ser “buenos para todo” y que de este modo incrementamos las posibilidades de encontrar el empleo que tanto se resiste, perdiendo nuestro potencial competitivo respecto a otros candidatos.

La diferenciación es una estrategia de marketing basada en generar una mejora competitiva y en muchas ocasiones es una de las claves del éxito empresarial y profesional, la cual permite posicionarse en un segmento concreto de mercado en el caso de las empresas y en un grupo profesional específico en el terreno laboral, en base a determinados aspectos que logren distinguirnos del resto, siendo por ello más atractivos a nuestro potencial cliente.

Ambos ámbitos persiguen los mismos objetivos, lograr un producto que se diferencie del resto para aumentar sus posibilidades de venta, pero realmente ¿has analizado que aspectos diferenciadores ofreces para que alguien esté dispuesto a “comprarte” antes que a otro candidato?

tucidides

Tucídides (460 AC-396 AC) Historiador ateniense

No se trata de reducir nuestras posibilidades de empleabilidad, justo lo contrario, el trabajo a desarrollar se basa en ampliar dichas posibilidades analizando nuestro perfil en profundidad, ya que una persona que haya trabajado a lo largo de varios años en un puesto de trabajo concreto, no sólo ha acumulado experiencia en la tarea desarrollada, también cuenta con un aprendizaje, por ejemplo, en relación, comunicación y gestión, que le permitirá una adaptación mucho más rápida al siguiente puesto de trabajo al que se incorpore.

En muchas ocasiones hemos estado desarrollando actividades adicionales o auxiliares a nuestra actividad específica que son un valor por sí mismas, muchas veces no asimilado por la propia persona, debido al error de no analizar las funciones desarrolladas y quedarse en el nombre del puesto o cargo ocupado. 

“La primera tarea a desarrollar en la búsqueda de empleo es definir completa y correctamente nuestro perfil personal y profesional”

Existen perfiles profesionales muy técnicos que han desarrollado su carrera profesional asesorando a otros profesionales y empresas, incrementando sus habilidades de relación de forma muy importante respecto a otros profesionales, lo cual les capacita en muchos casos para desarrollar labores comerciales en otros ámbitos, aunque muchas de éstas personas se sigan autodenominando “técnicos” e incluso no valoren en su justa medida las funciones desarrolladas.

Análogamente, existen perfiles administrativos que han asistido en tareas específicas de contabilidad, gestión de compras y proveedores, facturación y cobro, lo cual les aporta una experiencia concreta en este tipo de tareas que puede determinar su puesto de trabajo futuro, siendo en esta caso habitual que los candidatos se presenten como “administrativos” en términos generales, aunque muchos de ellos han invertido un alto porcentaje de su jornada en funciones concretas para un área de gestión específica de la empresa.

Por tanto, la primera tarea a desarrollar en la búsqueda de empleo es definir completa y correctamente nuestro perfil personal y profesional, llegando a detallar quién somos, en base a todos los aspectos que han influido en la definición de dicho perfil, como la experiencia concreta, formación específica y adicional, funciones desarrolladas, habilidades adquiridas, capacidades personales y profesionales, potencial de desarrollo, logros conseguidos….en resumen, quién somos.

 

Pedro_corralizaGraduado en Administración de Empresas, Diplomado en Ciencias Empresariales, MBA Máster en ADE y Coach Ejecutivo Certificado. Más de 20 años dedicado a la dirección de proyectos y la gestión empresarial, es fundador y director de TREEMODEL, consultoría estratégica de desarrollo ejecutivo y corporativo, forma parte del consejo de dirección en diversos proyectos empresariales y sociales y colabora como formador y ponente con distintas organizaciones.

Blog: www.pedroangelcorraliza.com

Web: www.treemodel.es

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación