¿Crees que vas a encontrar trabajo?

Puede que esta sea una de las preguntas clave en cualquier proceso de orientación, pues va a marcar el punto de partida. Y es que cuando yo he hecho esa pregunta en una entrevista, he tenido reacciones de todo tipo, desde personas que se han indignado hasta personas que se me han echado a llorar. Porque la respuesta a esta pregunta es el elemento que nos va a decir de forma clara cómo está la autoestima de esa persona, en qué punto de realidad o no se encuentra, y nos va a marcar la pauta para poder empezar a replantearnos nuestra búsqueda de trabajo.

crees que vas a encontrar trabajoY es que si ni tú te ves con posibilidades de encontrar trabajo, ya puedes enviar doscientos mil curriculums, que te vas a que dar igual, o peor.

Decimos que la actitud que tomamos ante la vida es clave.  Porque va a ser la que nos va a guiar a la hora de cómo responder ante las dificultades, nos va a ayudar a encontrar cómo reponernos ante los hechos más duros de nuestra vida, o nos va a empujar a continuar con la cabeza alta nuestro proceso de búsqueda de empleo. La actitud es el motor que nos va a empujar, o no.

La actitud la define la RAE con dos acepciones: 1. Postura del cuerpo, especialmente cuando expresa un estado de ánimo. 2. Disposición de ánimo manifestada de algún modo, disposición de ánimo. Es decir, el cómo estamos, si estamos con un buen talante, con una buena predisposición, o si por el contrario, estamos decaídos, deprimidos o enfadados con el mundo. Esa disposición de ánimo, esa actitud, la que tengamos en el momento, va a marcar nuestros actos, y nuestros actos marcan lo que conseguimos. Porque buscar trabajo sí, vale, puede tener algo de suerte. Pero también tiene mucho de dedicación, de esfuerzo y de actitud. Porque si tú mismo creas tu curriculum pensando que no vale para nada, ¿qué empeño le pondrás? ¿qué esfuerzo le dedicarás? O si tú mandas una carta de presentación “como la de todo el mundo”, ¿qué elemento diferenciador estás mostrando? En realidad, ¿para qué la envías? O si cuando acudes a una conferencia o simplemente estás con alguien y te presentan a otra persona, y lo primero que haces es quejarte de lo mal que está todo, de lo difícil y complicado que es vivir y del montón de incompetentes que hay sueltos por el mundo… ¿qué le estás transmitiendo de primeras? ¿Tú querrías profundizar una conversación con alguien que sólo se queja? Ojo, no digo que no nos debamos quejar, o que no tengamos que estar enfadados. Sólo digo que hay algunas actitudes que no nos ayudan en nada, pero en nada, a la búsqueda de trabajo.

La buena noticia de esto es que la actitud depende de ti, y te la puedes trabajar. No tienes que ser un hombre/mujer feliz porque sí, no tienes que vivir un mundo irreal. Debes ser realista, pero poniendo el peso en lo único que depende de ti: cómo vives las cosas. Si llevas mucho tiempo en desempleo es muy difícil que te sientas feliz, bien contigo mismo y confiado en un futuro, pero simplemente prueba a hacer una cosa: a afirmar para ti mismo/a que eres una persona capaz, competente y que vas a luchar para conseguir tu oportunidad. Pero no lo leas, dilo en voz alta, enérgicamente, con confianza. Repítelo, varias veces. ¿Notas que cambie algo? Puede que una media sonrisa aparezca en tu cara, o simplemente sientas algo de sorpresa. Porque funciona. Tu actitud depende de ti. Depende de que te creas que eres capaz. Y eres capaz, lo que pasa que a veces el mercado no facilita, o que hay mucha gente buscando trabajo. Pero también hay gente que encuentra, ¿porqué no puedes ser tú uno de ellos? ¿Qué hacen los demás para conseguir un trabajo? Seguro que cuidan cómo se presentan ante los demás, que tienen un grado de confianza o de seguridad que tú tal vez no tengas, seguro que también tienen una buena red de contactos, y por supuesto habrán hecho un buen curriculum. Y se sabrán mover, localizar ofertas.

Ten una cosa clara, encontrar trabajo no depende al 100% de ti, pero el cómo te posiciones ante la búsqueda de empleo, eso sí que depende enteramente de ti. Cree en ti, afianza una actitud de motivación, de “sí puedo” y de a por todas (pero bien, no de cualquier manera), lucha y sigue adelante. Pero sobre todo, créete que puedes conseguir trabajo.

elena_arino

Elena Ariño Lecina

Acompañando en procesos de búsqueda de empleo desde hace más de diez años, ayudando a abrir caminos y favoreciendo la autonomía.

Orientadora profesional | Formadora | Blogger en plandempleo.com | Redactora de contenidos | Difundo noticias sobre empleo en LinkedIn y Twitter | Todo suma.

Dejar una respuesta

Su email no se publicará. Obligatorio *

Artículos que te pueden interesar

JOBSHUNTERS.ES es una revista de ANAC
Asociación Nacional de Agencias de Colocación